Los mexicanos son conocidos por muchas cosas en el mundo, por la comida picante, por las novelas mexicanas, por los sombreros grandes, la música mexicana y por su virgen, la virgen de Guadalupe. El 12 de diciembre de cada año se celebra el día de esta patrona mexicana, y ese día, considerado de los días más importantes de México, los hombres y mujeres, creyentes o no, dedican un tiempo a esta deidad para pedirle ruegos y cumplirle promesas.

Muchas son los título que tiene la Guadalupe, porque no solo es patrona de México, es también patrona de la ciudad de Ponce en Puerto Rico, de América Latina, de los estudiantes del Perú, de una Parroquia en Río Claro, Golfito, Puntarenas, Costa Rica, entre otros muchos títulos y distinciones. Es por eso que la fiesta es tan grande cuando se celebra su día, porque no solo los mexicanos tienen que festejar, también en otros pueblos del mundo se conmemora como una de las más importantes fechas y como uno de los más solemnes días festivos de México.

La fecha de la celebración es escogida porque marca su aparición a San Juan Diego en el cerro de Tepeyac, donde está anclada la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe. En ese día se realiza una procesión a la que asisten fieles de todo el país, es una procesión que rebasa el hecho cultural y que incluye actividades culturales diversas como danzas, música, teatro, representaciones simbólicas, etc.

Entre los danzantes que caminan con la procesión en el Día de la Guadalupe, uno de los días festivos de México más importantes de la liturgia cristiana, está la Danza de los Matachines, que se baila en casi todas las celebraciones religiosas del país. 

Dentro de la tradición Mexicana respecto a este día festivo, esta que los niños y niñas que nacen el 12 de diciembre se llaman por el nombre de Guadalupe, en honor a la Virgen.

La noche anterior a este día, todos van a las iglesias hasta altas horas de la noche. Los templos a lo largo del país se llenan de personas, fieles o curiosos, que vienen a participar y traen flores y música a esta celebración que se llama “Las Mañanitas a la Guadalupana” o “Serenata a la Virgen”.

El santuario de la virgen de Guadalupe, está ubicado en el cerro del Tepeyac en la ciudad de México y es visitado ese día por más de 5 millones de personas. Es una celebración especial que tiene por motivo una de las advocaciones más hermosas de la virgen, porque es una virgen mestiza que incluye los valores y principios más tradicionales de los mexicanos. Es un día de celebración de la maternidad, la divinidad, la familia y la identidad nacional en el que muchos participan aún cuando no sean propiamente mexicanos.