La navidad es una de las fechas más esperadas a disfrutar en los países de Centroamérica como en muchos otros lugares del mundo. Es uno de los más hermosos días feriados de México, lleno de grandes celebraciones. México se viste de renovados colores en sus fiestas navideñas. Lleno de regocijo espera la navidad y el nacimiento del niño Jesús. Los mexicanos organizan sus fiestas colmados de emociones y desde el comienzo del mes planifican sus actividades. 

Una de sus tradiciones y la más practicada por los pueblerinos son las llamadas posadas a celebrar en los barrios y en peregrinación entre vecinos desde el día 16 de diciembre hasta una hora antes de la medianoche del día 25 de diciembre que es la escenificación por dos personas vestidas como María y San José buscando de posada en posada con velas, y cantos un lugar protegido para el nacimiento del niño Jesús. Estas personas van acompañadas de otras hasta encontrar el lugar donde celebrar las fiestas, siempre alrededor del pesebre que es el verdadero protagonista de esta celebración. 

Allí con gran alegría y alboroto se rompen piñatas a golpes de bastones y con los ojos tapados, lo que representa la fortaleza del hombre dejada por Dios para acabar con el pecado. Por eso las piñatas son coloridas. De las piñatas caen dulces que simbolizan los premios por vencer los pecados. En ese momento se come, se baila, se encuentran familiares y amigos, resplandecen los fuegos artificiales y mucho más. 

En la navidad concurren los intercambios entre familiares y amigos, prevalecen los agradecimientos, abundan los bellos regalos, se recuerdan las cosas buenas y se disfruta del brindis navideño mexicano. Son vivencias inolvidables que todo el pueblo de México espera.

Otro de los atractivos del día feriado de Navidad son las pastorelas. Se conoce como las representaciones teatrales del recorrido de los pastores para enaltecer la llegada del niño Jesús. En ellas se retoza, se juega considerablemente con el humor, bromeando con el acontecer general de México.

Ese día es especial para los mexicanos aunque se encuentren fuera del país practican sus tradicionales costumbres en el día de navidad. En cualquier lugar en que se encuentren compran su árbol de navidad cargado de coloridas guirnaldas, flores, velas, coronas, figuras de diferentes formas, tamaños y colores que cada una tiene singulares significados relacionados en ocasiones con la fe religiosa tal y como hacen los pobladores de la región occidental del planeta.

Entre otros de los atractivos de la navidad mexicana también se encuentran los aguinaldos: dulces y galletas que son repartidos entre los presentes en las celebraciones desde que comienzan las posadas.