En el mes de junio, específicamente el tercer domingo de este mes se celebra el día de los Padres, ya que como se festeja el día de las Madres, también es bien merecida un día para conmemorar aquellos que pueden ganarse con su abnegación el título de Padre.

En México éste es un día de júbilo, por lo que representa un día festivo en México, en el cual los regalos a estos seres se hacen presente. Los mexicanos comenzaron a festejar este día en los centros de estudios alrededor de 1950, ocasión que ameritaba una reunión familiar en el que agazajan a los Padres.

Hoy día, al igual que muchas otras festividades, éste día se ha ido comercializando y perdiendo el verdadero sentido, pasando a ser una celebración más de los centros comerciales que familiar.

Cabe destacar que en la Edad Media, el día del padre era una celebración cristiana dedicada a José, padre alimentador de Jesus. Muchos países católicos celebran éste día durante la festividad de San José, el 19 de Marzo. Aún España, Italia, Portugal o Suiza respetan esta tradición.

Posteriormente, el día del Padre cambia su connotación religiosa, por una celebración social y de aquí se desprende la festividad para ser conmemorada el junio.