El 10 de mayo, es uno de los principales días festivos en México, es una celebración a la bondad de quien engendra una vida y la trae al mundo sin pedir nada a cambio, El día de la Madres.

La celebración a las madres, en un día específico tiene su origen en Grecia, en las festividades a Rhea, madre de Júpiter, Neptuno y Plutón. Sin embargo el origen más actual de esta fecha es inglés y concierne al Domingo de la madre en que los siervos tenían el día libre para visitar a sus madres a las que podían obsequiar regalos solo en ese día. Era una época de mucha pobreza por lo que este día adquiría matices importantes para todos.

En otros países tiene otros orígenes esta fecha especial, pero siempre es una celebración al amor materno y a la familia como centro de gravedad de todos los hombres y mujeres. En el caso de los mexicanos, desde tiempos inmemoriales honraban la maternidad, como mismo lo hacían otras tribus que honraban la fecundidad de las mujeres comparándolas con la naturaleza, ente femenino que crea y mantiene vivos a todos.

En la actualidad el día de la madre es una de los más emotivos días festivos de México. Un personaje fundamental es estas fiestas son las abuelas, que son madres por varias veces, y que siendo tan entrañables, juegan un papel fundamental en la cultura mexicana, como contenedoras de la tradición y de la fuerza de la familia.

En los días de la madre en la antigüedad se realizaban desfiles y peregrinaciones, con hijos en brazos o haciendo promesas para obtener la fecundidad, en los días de hoy en México, como en otros países, este día de celebración se concentra en las familias, donde los hijos dan regalos a la madre, los hijos que no viven con ella regresan a casa con regalos, y las madres hacen dulces y los platos favoritos de la infancia de los niños.

Es una fecha especial para ir de compras porque las tiendas en México hacen promociones, regalos y rebajas a las madres o a los hijos que van en busca de regalos. Entre los regalos más comunes están las flores.Entre los regalos más comunes están las flores. 

Es significativo el valor de la familia para los mexicanos, que son muy tradicionales, al punto de que muchos jóvenes viven por mucho tiempo en casa de los padres y esto permite que coincidan hasta tres generaciones en las casas de los mexicanos.