Todo lo que comienza termina, así mismo sucede con cada año, es por eso que el ciclo del tiempo que se abre con cada nuevo año es motivo de festividad, alegría y alboroto en las casas, los centros de trabajo, escuelas, y otros lugares. La celebración del año nuevo es una de los principales días festivos de México, en el que se celebra con familiars, amigos y visitas que son asiduas en esta fecha tan especial.

El Año nuevo es motivo de expectativa y renovación en la vida de todos. Su celebración es colorida y radica en un conjunto de ritos culturales, sociales, que se hacen en las casas. Uno de estos, en el caso de México, en el que se comen 12 uvas a las 12 de la noche mientras piden un deseo que debe cumplirse el año que llega.

Una de las más importantes razones de reunión en esta fecha, es la cena de fin de año que se extiende hasta el alba del 1ro de enero. Esta se hace a base de lentejas, cerdo, y otros platos típicos de esta región de América Latina. Otros  platos son comunes  como el pavo relleno, bacalao, romeritos, caldo de camarón, lomo adobado, ensalada de manzana, pasta, postre e incluso pozole.

Es una festividad en la que todos los participantes se felicitan, recuerdan las cosas buenas y logros del año que culmina y desean cosas buenas para el nuevo año. Se realiza un brindis, se canta, se baila, etc.

En zonas como Yucatán, existe una tradición muy interesante, que consiste en que el 31 de diciembre, los pobladores crean un muñeco que es similar a las características de un viejito, y lo ponen en la calle en espera del momento adecuado para quemarlo, es una muestra de la quema de las cosas viejas del año viejo para dejar entrar las cosas buenas del nuevo año, con las esperanzas que eso significa.

En otras ciudades como Veracruz se festeja en el boulevard, donde se bailan los diferentes ritmos, tanto los tradicionales como los ritmos modernos. Otros ritos de iniciación del año es el romper la vajilla de barro, tirar lo viejo para comprar y utilizar lo nuevo.

Muchas son las razones de los mexicanos para celebrar la llegada de un año nuevo, por los logros individuales como los de la sociedad, es una fecha de reunión en la que regresan a casa los que viven lejos para compartir con la familia.